29/5/13

Coco meciéndose en la hamaca.

Me fatiga esperar. Prefiero mecerme en esta hamaca amarilla al estilo Lolita, comiendo frutas y viendo a  Chanel y  a Stravinsky tirando en cuartos oscuros y simétricos. Estoy contando las cabulleras, porque nadie lo ha hecho, nadie que conozca lo ha hecho y necesito saber cuántas  hay; las voy separando en pequeños grupos con mis pies, es un calendario sedentario, uno que incluye  frutas y no esperas. Estoy contando las cabulleras y las veces que acaba Coco, sobre sus sabanitas livianas de flores negras bordadas. (...)

(...) Quisiera que no censuraran el sexo de  Stravinsky, para compararlo con la longitud de mis pies, que no censuren ni a su sexo ni a su cara dura de  cuatro ojos adornada con sobretodos limpios,  con sus composiciones que ni me importan. Si  yo fuese Chanel, porque soy Chanel, le estrangularía con mis trapitos hecha la loca mientras toca el piano, a  ver si por lo menos muere feliz, con calentura en el cuello o pupilas tensas,  y no con el maldito ego mordiéndole los oídos.




"Coco Chanel & Igor Stravinsky " (2009) por Jan Kounen

1 comentario:

  1. el ego Stravinsky. asco.
    bonito texto muy bonito!

    ResponderEliminar